EspañolEnglish

El liderato de Valentino Rossi amenaza la hegemonía española en MotoGP y el esperado duelo entre Marc Márquez y Maverick Viñales en el Gran Premio Red Bull de España que se celebra este fin de semana


Franco Morbidelli y Joan Mir acuden como líderes en las categorías de Moto2 y Moto3

  • Se refuerzan las medidas de seguridad en torno al Gran Premio

 

1 de mayo de 2017. Los motores del Mundial de MotoGP volverán a rugir este viernes en el Circuito de Jerez, y a cuatro días para que esto ocurra, toca analizar cómo llega el campeonato en sus tres categorías a lo que será la cuarta cita del calendario, el Gran Premio Red Bull de España. La trigésimo primera vez que el Mundial recala en nuestro circuito promete como siempre emociones muy fuertes, sobre todo en la categoría reina. Las citas iniciales de Catar, Argentina y EEUU han dibujado una llegada a Europa que sólo puede ofrecer un espectáculo de primera magnitud. La afición sueña con el esperado duelo en pista entre Marc Márquez y Maverick Viñales, aunque seguro que no estarán solos en la pelea por el catavino de plata en MotoGP.

Como ya ocurriese en 2015, será Valentino Rossi el que llegue como líder de la provisional de MotoGP. La leyenda en activo italiana, que acumula además de sus nueve títulos mundiales la misma cifra de triunfos en Jerez, accede a la puerta del periplo europeo amenazando el dominio español. Ya el año pasado se impuso con mano de hierro en nuestra pista. Y para esta edición, su demostrada fortaleza en carrera lo hace especialmente peligroso ante los nuestros. Es el único que no se ha bajado del podio hasta ahora, acumulando un tercer puesto en Losail y dos segundos en Termas de Río Hondo y Austin.

La estrategia de Rossi de dosificar bien sus esfuerzos y de no precipitarse en carrera le está dando réditos inmejorables ante la gran sensación de este arranque de temporada. Se sabía que Maverick Viñales, tras ocupar el asiento dejado libre en Yamaha por Jorge Lorenzo con su marcha a Ducati, iba a ser competitivo. Pero desde el primer momento, ha superado las mejores expectativas. Dominó los test invernales, se impuso desde el primer puesto de la parrilla de salida en la difícil carrera de Catar, marcado por las amenazas de lluvia, y consolidó su papel estelar en MotoGP con otro rotundo triunfo en Argentina. Su simbiosis con la Yamaha es perfecta, hasta el punto de erigirse como principal candidato a relevar a Marc Márquez como campeón del Mundo de la categoría. Sin embargo, está por ver si su caída en la tercera vuelta del Gran Premio de EEUU, por inesperada, ha podido minar en algo la confianza del hasta entonces férreo dominador del campeonato.

El actual Campeón, Marc Márquez, sigue siendo tan rápido como siempre. Lo demostró con las ‘Poles’ en las dos últimas carreras, y con su rotundo triunfo en Austin. Sin embargo, su Honda vuelve a mostrar señas de flaqueza especialmente en aceleración, donde están sufriendo con respecto a las Yamaha. Esto se tradujo en una discreta cuarta posición en Catar, y se refleja también en los riesgos que tiene que correr en carrera. En Argentina se fue por los suelos cuando intentaba tomar metros en cabeza sobre Viñales, y aunque ese ‘cero’ se compensó en parte con el de Viñales en EEUU, la realidad es que Márquez es tercero en el Mundial a 18 puntos de Rossi. Para Jerez su rendimiento es una incógnita. El 26 de febrero realizó unos test privados en esta pista y los finalizó con el hombro derecho dislocado. Su compañero de equipo Dani Pedrosa, pese a su tercer puesto en el Circuito de las Américas, también evidencia la desventaja de Honda.

Por su parte Ducati, que tras fichar a Jorge Lorenzo se comprometía a pelear de tú a tú con Yamaha y con Honda por el título, no ha tenido ni mucho menos el arranque de campeonato esperado. Salvando el segundo puesto de Dovizioso en Catar, pista que tradicionalmente se le ha dado bien a la firma boloñesa, de momento el mundial está siendo un camino de espinas para ellos. Lorenzo ha tenido que pasar en las tres pruebas por la Q1 y acumula actuaciones discretas en carrera. En Catar fue undécimo, en Argentina se fue al suelo en la primera vuelta, y en EEUU acabó noveno.

Al margen de los ‘fijos’ en la pelea por el campeonato, destaca la irrupción en la categoría reina de los potentes ‘rookies’ llegados de Moto2. Zarco, con dos quintos puestos y su sorprendente actuación en Catar, donde fue primero destacado en carrera en su estreno hasta caerse, está siendo el más aplicado.

En cuanto al resto de españoles, sobresale Álvaro Bautista, que se está mostrando competitivo con la Ducati del pasado año. Pese a caerse en Catar, ató un muy meritorio cuarto puesto en Argentina. Aleix Espargaró fue quinto en Catar, pero su  Aprilia está aún lejos de las prestaciones de las fábricas ‘top’. Tito Rabat está peleando por consolidarse siempre en los puntos, mientras que Héctor Barberá se ha visto penalizado por una lesión de clavícula poco antes de arrancar el mundial. Pol Espargaró también está sufriendo con el desarrollo de la aún verde KTM de MotoGP. Por su parte Alex Rins, sustituto de Maverick Viñales en Suzuki, se perderá la cita de Jerez al estar convaleciente de la rotura de cúbito y radio de su brazo derecho que sufrió tras caerse en los primeros entrenamientos libres de EEUU. Su puesto en Jerez lo ocupará el piloto japonés Takuya Tsuda.

En lo que respecta a Moto2, el italiano Franco Morbidelli se está revelando como el gran dominador de la categoría. El italiano ha firmado la victoria en las tres carreras disputadas hasta ahora, algo que no se lograba en la categoría intermedia desde 2001, cuando el tristemente desaparecido Daijiro Kato logró la victoria en las cuatro primeras citas de la temporada en la extinta categoría de 250 cc. En Jerez, por tanto, Morbidelli está a un paso de igualar ese espectacular hito. El suizo Tomas Luthi es hasta el momento su principal rival, ya que le ha acompañado en el podio en las tres carreras. Tercero en la general es el portugués Miguel Oliveira, alternativa real al dominio omnipresente de Kalex con su KTM de chasis tubular. El mejor de los españoles es Alex Márquez, que comparte equipo con el líder del campeonato y que tiene el objetivo de pelear hasta el final por el título. De momento, es sexto en la general.

El mallorquín Joan Mir acude a Jerez como líder de Moto3 después de firmar dos impresionantes victorias en Catar y Argentina. Sin embargo, en la categoría pequeña las cosas están muy apretadas. Sólo median 13 puntos entre el primero y el cuarto en la provisional, que no es otro que el ganador en Austin, el italiano Romano Fenati que, ahora con Honda, tiene la oportunidad de atacar el primer puesto si gana en Jerez. Segundo en la general es el madrileño Jorge Martín, que todavía no se ha apeado del podio pero que se está revelando como uno de los máximos favoritos, junto a Mir, para ganar en esta pista. Tercero es el escocés McPhee. Se espera una reacción de pilotos necesitados de ascender en la general, como Canet, Bastianini, y las KTM de Bulega o Antonelli.

 

Se refuerzan las medidas de seguridad en torno al Gran Premio Red Bull de España

Como es habitual en las 31 ediciones de pruebas del Mundial de Motociclismo que se han disputado en el Circuito de Jerez, la seguridad en torno a los asistentes de este magno acontecimiento deportivo volverá a ser asunto capital. Para esta ocasión, de nuevo habrá presencia masiva de los cuerpos de seguridad del estado, así como de la Policía Local y la seguridad privada contratada al efecto. Para fijar la coordinación de todos ellos, se reunió el pasado viernes el Comité de Operaciones del Plan Territorial de Emergencias con motivo del Gran Premio Red Bull de España, presidido por la Alcaldesa de Jerez Mamen Sánchez, el Delegado de la Junta de Andalucía en la provincia de Cádiz, Fernando López Gil,  y el Subdelegado de Gobierno en la provincia de Cádiz, Agustín Muñoz. En dicha reunión se anunció el refuerzo de medidas de seguridad hasta los 5.000 efectivos. La Policía Local y Protección Civil se encargarán de la seguridad con especial incidencia en el casco urbano de Jerez, donde se activará un plan específico de regulación del tráfico a partir de las 16 horas del viernes. Ello se reforzará con la creación de un centro de operaciones (CECOP) en el centro urbano para resolver las posibles incidencias que se vayan dando.

Junto a esto, en todo el marco del Gran Premio, prestarán servicio de forma coordinada miembros de Emergencias Andalucía (112, GREA y Protección Civil), Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Guardia Civil, con unos 1600 miembros, Cuerpo Nacional de Policía y Unidad de Policía adscrita a la Comunidad), Dirección General de Tráfico, Obras Públicas de la Junta de Andalucía, Bomberos del Consorcio Provincial, Policía Local, Cruz Roja, voluntarios de Protección Civil y técnicos del Ayuntamiento de Jerez, además de técnicos y seguridad privada del Circuito. De los 800 efectivos de la Junta que trabajarán en el evento, 600 pertenecen específicamente al personal sanitario.

Por otro lado, el impacto económico generado en la zona por motivo del Gran Premio se estima en 28 millones de euros, con un gasto medio por visitante y día de 78 euros. Para el domingo, sólo en el circuito se espera la presencia de 64.000 personas, y en total serán 120.000 los que pasen por el circuito durante los tres días que dura el evento. El 84% de los que acuden a la carrera son nacionales, por el 17% de presencia extranjera. El pasado viernes ya se habían vendido 47.385 entradas, cifra que se verá con toda seguridad incrementada durante esta semana y en la propia taquilla.


Facebook Tuenti Twitter