EspañolEnglish

EL DISEÑO 'Jerez-Xéréz-Sherry' GANA EL CONCURSO DE REMODELACIÓN DE LA TORRE DE AUTORIDADES DEL CIRCUITO DE JEREZ


Proyecto ganador Jerez-Xeres-Sherry del estudio UTE-Sherry, Tomás Osborne Ruiz y Carlos Oliva Garrido

19 de septiembre de 2017. La alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, acompañada del teniente de alcaldesa de Economía, Hacienda y Planes Especiales y vicepresidente de Cirjesa, Santiago Galván, ha felicitado a los arquitectos sevillanos, del estudio UTE-Sherry, Tomás Osborne Ruiz y Carlos Oliva Garrido, tras resultar ganadores del concurso de ideas para remodelar la Torre de Autoridades del Circuito de Jerez con un diseño titulado 'Jerez-Xérèz-Sherry'.

El diseño ganador ha obtenido 2.226 votos en la votación popular que ha alcanzado las 4.998 votaciones. En segundo lugar, se ha clasificado el diseño titulado 'Al compás de Jerez' del arquitecto jerezano Sergio Lucena con 1.925 votos, y en tercer lugar se ha situado el diseño 'Envuelta para el regalo' del también arquitecto jerezano Antonio Carrera con 837 votos.

Mamen Sánchez confesaba “que ha sido difícil elegir entre todas las obras que se presentaron y buscar tres finalistas. El diseño ganador ha sido elegido por un amplio consenso del jurado, y de la votación popular. Creo que los tres proyectos eran muy buenos y el jurado popular lo ha tenido bastante complicado. Mi enhorabuena a los tres finalistas”, manifestaba.

A partir de ahora, se abre un plazo de dos meses para que los dos arquitectos Tomás Osborne Ruiz y Carlos Oliva Garrido presenten el proyecto de remodelación de la Torre de Autoridades, cuya obra se encargarán de dirigir. “Hemos quedado con ellos el viernes en las instalaciones del Circuito de Jerez para que vean in situ la torre e iniciar a partir de ahora el encargo del proyecto. Después de que se les adjudica el concurso de ideas, ahora tienen dos meses para entregarnos el proyecto. Posteriormente se adjudicará la remodelación y  reforma de la Torre de Autoridades, y a ver si es posible estrenarla en el GP de 2018”, señalaba Santiago Galván.

Los arquitectos ganadores han explicado su diseñado y la alegría profesional que ha supuesto ganar el concurso de ideas para  remodelar la popular torre del Tío Pepe. “Es un orgullo haber sido elegidos, cualquier arquitecto querría ser el diseñador de la Torre del Circuito de Jerez, el más importante del mundo en el motociclismo. Aunque el diseño sea una remodelación exterior, para nosotros es súper importante”, subrayaba sonriente Tomás Osborne. Carlos Oliva reiteraba las palabras de su compañero de estudio. “Estamos muy contentos e ilusionados porque para nuestra oficina supone un reto muy importante. Pensamos que va ser un proyecto con bastante visibilidad en el exterior”.

El diseño es un reconocimiento a los vinos de Jerez. Vidrieras de colores con los tonos de los vinos de Jerez, orientación de las plantas hacia tramos del circuito son algunas de las características del diseño ganador que respeta el edificio actual porque lo envuelve. “Basándonos en lo local, como es la industria del vino, pensamos que debíamos darle un sentido con cuatro vidrieras con los cuatro colores del vino de Jerez, con una forma de bandejas de ángulos curvos orientadas al Circuito. Es decir cada planta de la torre se deforma para ver cierta parte del trazado del circuito, para darle prioridad hacia una curva, la recta de meta, por ejemplo”. 

El diseño ganador en gran parte respeta la torre actual. “La intervención es muy ligera, nosotros no tocamos la torre sino que la revestimos por el exterior como una especie de estructura ligera que no la va alterar. La torre sigue detrás de esa piel transparente que se colorea, porque nos parecía muy interesante la torre original y no la queríamos alterarla demasiado”, ha comentado Tomás Osborne. 

Este respecto de la torre actual obedece al valor que posee este monumento tan emblemático y mundialmente conocido. “Lo primero que estudiamos es el valor original de la torre. Vimos que tiene ciertos valores del movimiento moderno, como es la plataforma a través de bandas, el edificio de hormigón, un fuste muy alto y ventanas apaisadas. Entonces quisimos mantener ciertos valores del movimiento moderno pero traerlos al presente, para que pudiese competir con torres como la del Circuito de Abu Dhabi”, ha explicado Tomás Osborne.


Facebook Tuenti Twitter